¿PODRÁ HABER UN DÍA SIN BOLSAS PLÁSTICAS? CON LOS BIOPLÁSTICOS DE CIPA SÍ PODRÁ HABER MUCHOS DÍAS CON BOLSAS, PERO BIOCOMPOSTABLES

20/11/2020 / POR / En Newsletter

 

Hello Faustino Castellón Petrovich

Ingeniero de Materiales-Polímeros

Coordinador de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento-CIPA

 

El pasado 3 de julio de 2020, “Día Internacional sin Bolsas Plásticas”, recordé el nombre de Sten Gustaf Thulin (1914-2006), nada menos que el inventor de las bolsas plásticas, tal como las conocemos hoy en día. Y justamente escribí una columna de prensa sobre este ingeniero sueco, un personaje muy singular en la historia moderna del empaque.

Thulin trabajaba en una fábrica de empaques en Suecia, y preocupado por el medio ambiente y los millones de árboles que se sacrificaban para la producción de papel para hacer bolsas, se le ocurrió crear una alternativa, más fuerte, liviana, barata y reutilizable por muchas veces. Y así en 1965, patentó en Suecia y los Estados Unidos la primera máquina para fabricar bolsas plásticas de polietileno, en un sólo proceso.

El hijo de Thulin, llamado Raoul, relató que su padre siempre llevaba una bolsa plástica en el bolsillo y la reutilizaba en muchas ocasiones. Su idea era usar varias veces la misma bolsa, aprovechando su alta resistencia. Nunca se le ocurrió que se fabricarían bolsas de un sólo uso, mucho menos que llegarían a convertirse en un problema de contaminación global.

Las intenciones de Sten Thulin, eran muy nobles: salvar los árboles y beneficiar a la humanidad. Hoy observamos las consecuencias del uso deficiente y la mala disposición de las bolsas plásticas, fabricadas con polietileno, material de origen fósil, de degradación muy lenta en la naturaleza, situación que ha llevado a decenas de países a prohibir, definitivamente, las bolsas plásticas de un solo uso.

Pero ante la pregunta ¿Podrá haber un día sin bolsas plásticas? La respuesta de CIPA es que, si nos esperan muchos días con bolsas, pero no fabricadas con polietileno, como fue el caso de Sten Gustaf Thulin, sino con materiales de origen natural, biocompostables.

El equipo de investigación del Dr. Rodrigo Briones desarrolló en CIPA un material de origen natural, llamado FlexBio, un bioplástico, a partir de los desechos de la actividad forestal y que se comporta como un material plástico convencional, ya que puede procesarse por extrusión, para fabricar películas, láminas y perfiles o sino vía moldeo por inyección, para obtener piezas muy variadas, todas bicompostables.

Con el FlexBio se pueden fabricar películas para agroplásticos, así como bolsas, tanto para mercado, retail o para basura, y todos esos productos son amigables con el ambiente. Para más información los invitamos a nuestra página web o escribirnos a contacto@cipachile.cl.

 

Comparte esta publicación.

0Shares
0