Almidón de papa: una alternativa para pequeños productores

04/07/2016 / POR / En CIPA

Transferir conocimiento a productores de la Región de Los Lagos, fue el objetivo del Centro de Investigación de Polímeros Avanzados, CIPA, y la Fundación para la Innovación Agraria, FIA, con la realización del seminario “Innovando con almidón de papa”.

La actividad se enmarcó en el proyecto “Bandejas absorbentes a partir de compósitos espumados en base a almidón/rellenos inorgánicos para el envasado de productos avícolas”, iniciativa que significará un aporte al desarrollar un envase compostable, absorbente y funcional para comercializar productos faenados, y que por otro lado, beneficiará a agricultores y pequeños productores, brindándoles una alternativa de uso a sus papas de descarte, actualmente entregadas a muy bajo costo al sector ganadero.

Según cuenta Saddys Rodríguez, directora del proyecto, la idea de realizar un seminario surge desde que se postula la idea. “Además de transferir tecnología, CIPA transfiere conocimiento; con el seminario brindamos herramientas básicas para obtener el almidón y mostramos sus aplicaciones a pequeños y medianos productores de papa, lo que revertirá sin duda en mejores tomas de decisiones a la hora de disponer sus descartes o desechos agrícolas”, señala.

En este contexto, el día jueves 24 de marzo, fueron capacitados alrededor de 20 productores y prodesales de distintas comunas de la Región de Los Lagos, en torno a las propiedades y aplicaciones del almidón de papa, sus oportunidades en la industria del plástico, su aplicación como bioplástico, y los aditivos para procesarlo. Pudieron además conocer en qué consiste el proyecto que está ejecutando el centro, mediante la presentación “Tecnología de extracción y transformación en bioespumas”, a cargo del ingeniero civil químico, Erwin Sepúlveda. “Les mostramos en qué consiste nuestro proyecto, y cómo pueden dar un valor agregado a sus cosechas, particularmente a la papa que no están utilizando y representa cerca del 15% de su producción. Pero además de mostrarles el aspecto técnico, les presentamos opciones que ellos mismos podrían acoger y desarrollar”, cuenta el profesional de CIPA.

“Me pareció muy interesante, ya que es una alternativa adicional de utilización de los desechos vegetales, que permiten fabricar productos amigables con el medio ambiente. Sería muy interesante encadenar la producción de las materias primas con los productores primarios, como una opción de utilizar los desechos vegetales y obtener ingresos extras”, señaló Tania Carrillo, prodesal de la comuna de Frutillar, que además agradeció a los expositores la calidad de sus presentaciones. “A pesar de que los temas eran muy técnicos, explicaron con ejemplos simples, logrando que todos comprendiéramos de mejor forma los diferentes procesos”, precisó Carrillo.

Sin duda uno de los aspectos que más interesó a los asistentes fueron las alternativas concretas que tienen para innovar con recursos agrícolas. Entre ellas se dio énfasis a la convocatoria para proyectos de valorización del patrimonio, cuyo objetivo es dotar de valor el patrimonio agrario, agroalimentario y forestal de la pequeña agricultura, mediante el rescate, la protección y/o el acceso a los mercados. Según señaló Robert Giovanetti, ejecutivo de FIA, además de contribuir con ello al desarrollo económico y social de los beneficiarios, se estaría atendiendo una de las tendencias de consumo de los últimos años: la revalorización de productos alimenticios y artesanales. “Para FIA es muy pertinente promover lo que desarrollamos y dar a conocer todos los instrumentos que ponemos a disposición de los agricultores, con el objetivo de que puedan aumentar su competitividad y alcanzar mejores estándares de vida”, agregó.

Por otra parte, para Saddys Rodríguez es importante reconocer el apoyo prestado por empresas asociadas a la iniciativa, entre las que destaca a Agrícola El Parque. “La colaboración que nos han prestado ha sido fundamental, sobre todo considerando que han estado presentes desde que se gestó el proyecto. No sólo nos han brindado el aporte comprometido, sino además nos han vinculado con el único productor de almidón de papa del país. Hemos contado con la confianza y el apoyo constante de esta empresa, y es algo que agradecemos profundamente”, manifestó la investigadora de CIPA.

Cabe mencionar que el proyecto busca enfrentar desafíos que afectan a la comercialización de carne de ave faenada, tales como pérdida de peso por goteo y la proliferación bacteriana de patógenos. Estos ocasionan deterioro en la carne, traducidos en cambios en el aroma, apariencia y textura. Por lo tanto, la bandeja que se está desarrollando busca reemplazar a las existentes, hechas de poliestireno y plástico sintético no biodegradable.

Comparte esta publicación.

0Shares
0