Advierten peligros de la incineración de basura: “Quemar residuos se opone a la economía circular”

12/07/2018 / POR / En Economía circular, Últimas Noticias

Por El Mostrador

El manejo de la basura es una de los temas más rezagados de la agenda país. La gestión de 2,8 millones de toneladas de residuos sólidos domiciliarios (RSD) solo en la Región Metropolitana es un asunto complejo, al que se suman los otros cuatro millones que se generan en el resto del país.

La Unión contra la Incineración es un espacio de articulación que congrega a diversos actores de la sociedad civil, y que busca desalentar la incineración e impulsar los principios de basura cero en el marco de una verdadera «economía circular», fortaleciendo la reducción, el reciclaje y el compostaje.

Un reciente estudio de factibilidad sobre las opciones de esta tecnología en la RM indica que es factible implementar una planta de estas características, aunque bajo ciertas condiciones y considerando la revisión del marco normativo. En este contexto, tanto la Intendencia de la RM como diversos espacios de la academia y algunos gobiernos locales han manifestado su entusiasmo por explorar esta tecnología.

“Los residuos domiciliarios no son renovables. Hay muchos productos tóxicos que son residuos y que al quemarlos generan emisiones de gases altamente contaminantes que afectarán a las personas y al medioambiente”, explicó Alejandra Parra, de la Red de Acción por los Derechos Ambientales RADA, miembro de la Alianza Basura Cero Chile en Temuco, quien agregó que “es inaceptable que autoridades políticas regionales o municipales pretendan despilfarrar recursos económicos de todos los chilenos para destruir recursos materiales, con el fin de generar energía de manera ineficiente y tóxica».

Para esta agrupación ciudadana, “la solución no es la incineración de la basura sino que la reducción y recuperación de los materiales que extraemos y usamos. Además de los cambios individuales necesarios para el cambio, es fundamental que los gobiernos locales alienten sistemas de separación en origen que nos permitan participar activamente separando nuestros residuos para que luego sean compostados o devueltos al sistema productivo. Si creemos que somos un país desarrollado debemos aplicar sistemas que nos den oportunidad de crear comunidades pensantes, conscientes y comprometidas, que además reconozcan a los recicladores, y no creer que la basura se hace humo», explicó Macarena Guajardo, de Fundación Basura.

Las estrategias de este movimiento están inspiradas en las acciones de Basura Cero que están ocurriendo hoy en todo el mundo, con iniciativas de reducción y recuperación de residuos en países como Estados Unidos, Italia, Indonesia. “En muchos países, incluyendo latinoamericanos, ya se están promoviendo políticas y estrategias en esta línea, y tenemos las condiciones para seguir ejemplos de distintas regiones del mundo, incluyendo los más cercanos como Rafaela (Argentina), Londrina (Brasil), La Pintana, Futaleufú, Santa Juana y otros municipios de nuestro país que están dispuestos a cambiar el paradigma de llevar al relleno o vertedero, a lo que hoy se suma el de incinerar”, finalizó Eduardo Giesen, del Colectivo Viento Sur.

Nota original

___

CIPA

El Centro de Investigación en Polímeros Avanzados, CIPA, es una entidad regional que apoya el desarrollo sostenible al impulsar la economía circular, generando nuevos materiales basados en polímeros de origen  natural, sintético y reciclado, que agregan valor a la sociedad, al medioambiente y al ecosistema local y nacional.